Salsa de trufa negra, ¿con qué platos merece la pena?

Son más que conocidas las excelencias de la trufa negra dentro del universo culinario en el que tienen cabida los mejores platos de nuestra gastronomía.

La trufa negra goza de una diversidad de uso gastronómico que la encumbra, por sus capacidades organolépticas y su laxitud a la hora de adaptarse a cualquier cocina.

Si ya sabes utilizar la trufa negra correctamente en tus platos, en esta ocasión nos vamos a centrar en las salsas basadas en este exquisito manjar.

Salsa de trufa negra

También llamada salsa Périgeux, salsa Perigourdine o en castellano salsa perigordina en honor a la famosa región francesa donde las trufas negras son bien conocidas.

Esta salsa es ideal para acompañar una amplia diversidad de platos, la salsa de trufa negra se confirma como el acompañamiento ideal en menús confeccionados con pasta, aves, carnes rojas y un sinfín de variedades.

Ingredientes para hacer salsa de trufa

  • 100 ml de caldo de ternera en reducción
  • 10 ml de crema de leche
  • 1 ml de aceite de oliva con trufa
  • 1 gr de trufa negra
  • Sal y pimienta

Ponemos a fuego lento el caldo de ternera en una olla y agregamos la crema de leche, salpimentando la mezcla al gusto. Rallamos la trufa negra sobre la mezcla y removemos mientras incorporamos el aceite de oliva con trufa.

Y, ¡lista para servir!

¿Con qué platos merece la pena?

La trufa negra combina a la perfección con muchísimos ingredientes de nuestra gastronomía, pero también hay que señalar que marida mejor con unos que con otros.

Los alimentos grasos ofrecen un buen elemento en el que tiene cabida esta joya negra, pero ¿y la salsa?

A priori, el mejor maridaje de la salsa de trufa negra es con cualquier tipo de pasta, ya sea seca o fresca.

Quizás pueda parecer que un buen ejemplar de trufa puede encarecer nuestro plato, pero la verdad es que podemos sacarle más partido del que creemos.

Por ejemplo, podemos utilizar un buen aceite con Tuber melanosporum y aprovechar ese mismo ejemplar para realizar una exquisita salsa de trufa negra. También podemos utilizar la trufa restante del cocinado en temporada que hayamos congelado para elaborar esta estupenda salsa.

Cualquier tipo de pasta será una cama de excepción para acompañar con esta salsa de trufa negra, ya sea spaghetti, tagliatelle, fusilli, ravioli o cualquiera de las modalidades de este básico de la cocina internacional.

Un ejemplo de maridaje entre la pasta y la salsa de trufa negra es la exquisita receta que mostramos a continuación:

Tagliatelle frescos al parmigiano reggiano con salsa de trufa negra

Esta receta combina dos grandes ingredientes caracterizados por su intensidad y sabor: la trufa negra y el queso parmesano. Sin duda, esta fantástica receta no dejará indiferente a nadie.

Es necesario cocer la pasta al dente y dejarla reservada con un poco de humedad para que no se pegue. En el momento de hacer la salsa de trufa negra incorporamos 40 gr de parmigiano reggiano rallado tras mezclar la trufa negra rallada a la mezcla.

En una olla echamos la pasta a fuego bajo y mezclamos la salsa suavemente para darle un golpe de calor que permita que los sabores se imbriquen entre ellos. Servimos y decoramos con unas ralladuras de trufa negra y de queso parmesano, apenas una pequeña muestra para no abusar del sabor ya presente en la salsa.

Otros grandes maridajes con salsa de trufa

Si bien la salsa de trufa negra encuentra en la pasta su anfitriona de excepción para lucirse en todo su esplendor, la versatilidad de la Tuber melanosporumpermite su acompañamiento a una gran diversidad de platos.

Un buen ejemplo de la diversidad gastronómica con que realiza un buen acompañamiento esta creación de la joya negra de nuestra cocina son los siguientes ejemplos:

Solomillos con foie y salsa de trufa negra

  • 6 medallones de solomillo
  • 120 gr de foie fresco de pato
  • Sal Maldon y pimienta negra
  • AOVE
  • Gnocci frescos
  • Salsa de trufa negra

Salpimentar y dorar los solomillos. Filetear el foie, salpimentarlo y marcarlo en la sartén. Cocer los gnocci en abundante agua con sal y retirarlos secándolos sobre papel absorbente antes de freírlos en abundante aceite de oliva.

Sobre el solomillo, colocar el escalopín de foie y bañar en salsa de trufa negra, acompañando con los gnocchi fritos.

Patatas cocidas con salsa de trufa negra

  • 3 patatas medianas
  • Un manojo de canónigos
  • Salsa de trufa negra

Cocer las patatas en agua con sal gruesa durante aproximadamente 20 minutos. Retirar y dejar enfriar antes de pelarlas.

Distribuir los canónigos en el plato y acompañar alrededor con las patatas cortadas en dados bañando la combinación con la salsa de trufa negra.

Carpaccio de ternera con parmigiano reggiano, rúcula, mostaza a l´ancienne y salsa de trufa negra

  • 300 gr de solomillo de ternera
  • 100 gr de queso parmigiano reggiano
  • 100 gr de hojas de rúcula
  • 10 gr de mostaza à l´ancienne
  • Salsa de trufa negra

Limpiamos el solomillo eliminando las zonas de grasa y los nervios. Envolvemos la pieza en film transparente y lo congelamos durante unos 40 minutos. Retiramos el solomillo del congelador, quitamos el film transparente y cortamos en filetes finos, aplastándolos un poco más con ayuda de un martillo de carne.

Colocamos el carpacho de ternera en una fuente y distribuimos las hojas de rúcula sobre él. Rallamos el queso parmesano sobre la combinación anterior y ponemos unas gotas de mostaza sobre la carne. Acompañamos con la salsa de trufa negra al gusto.

Sándwich de beicon y queso cheddar con salsa de trufa negra

  • 4 rebanadas de pan de molde
  • 8 lonchas de beicon
  • 4 lonchas de queso cheddar
  • 40 gr de mantequilla
  • Salsa de trufa negra

Este informal plato es sencillo y delicioso. Untamos las rebanadas de pan y combinamos las lonchas de queso cheddar con el beicon marcado en la sartén, incorporando entre medias un poco de salsa de trufa negra. ¡Delicioso!

 

Espárragos con endibias rojas, berros y salsa de trufa

  • 300 gr de espárragos blancos
  • 12 hojas de endibias rojas
  • 100 gr de berros
  • 6 mazorcas de maíz pequeñas al natural

Lavar las verduras, escurrirlas y secarlas bien. Emplatar las endibias y rellenar con los berros, decorando el plato con los espárragos y las mazorcas de maíz. Regar la composición con un poco de salsa de trufa negra y a disfrutar de una ensalada sencilla, rápida y deliciosa.

¿Qué te parecen estas recetas para maridar con la salsa de trufa?

Apetecibles ¿verdad?

Anímate a probarlas y cuéntanoslo en los comentarios.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba