Espárragos, guisantes, jamón, huevo y trufa negra

Una sabrosa receta para cocinar en verde

Los espárragos son una buen fuente de nutrientes. Son ricos en fibra, diuréticos, poseen una gran cantidad de antioxidantes y vitaminas C y E. Además, son recomendables para las dietas bajas en grasas.

La mejor temporada de espárragos es en abril y mayo, aunque ya es fácil conseguirlos a lo largo de todo el año. Podemos encontrarnos espárragos blancos y verdes. Los blancos se cultivan cubiertos de tierra para evitar el contacto con la luz solar, mientras que los verdes crecen sobre la superficie. También podemos encontrarnos los espárragos trigueros, que nacen de forma silvestre.

Populares son las recetas de espárragos a la plancha, revueltos o en tortilla.

Cocina en verde con estos espárragos y guisantes junto con unas lascas de jamón ibérico. No olvides el huevo trufado y láminas de trufa negra Tuber melanosporum.

Ingredientes para dos personas

Elaboración

Para trufar los huevos: sigue las instrucciones que te vienen en el pedido de huevos trufados de Manjares de la Tierra. Si lo quieres hacer tu mismo deberás introducir en un recipiente hermético junto con la trufa y dejar en la nevera de 3 a 4 días. Cada día secar a conciencia los huevos, la trufa y el recipiente.

Cortar la trufa en bastones finos o fósforos. Reservar.

Lavar los espárragos, cortar la parte leñosa de la base y pelar retirando una capa lo más fina posible.

Calentar una cucharadita de aceite de trufa en una sartén y rehogar los espárragos durante 4-5 minutos a fuego medio. Reservar, pero mantener calientes.

Desenvainar los guisantes y cocer en el caldo de verduras durante un minuto. Retirar, pero mantener calientes.

Cocer los huevos trufados en un cacito con abundante agua durante seis minutos. Refrescar en agua con hielo para cortar la cocción.

Servir un huevo por comensal con la mitad de los espárragos y los guisantes.

Acompañar de láminas de jamón ibérico y la trufa negra en bastones.

Regar con un chorrito de vinagre de trufa negra, otro de aceite de trufa y espolvorear con unas escamas de sal.

Servir inmediatamente.

Trucos

El aceite de trufa negra se puede sustituir por aceite de oliva virgen extra.

Fuera de temporada de guisantes frescos, usar guisantes congelados. Tambien se pueden sustituir por habitas baby.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba