Salsa con trufa para carne

La trufa negra es un ingrediente ideal para elaborar platos más allá de la combinación de sabores tradicionales. Por muy sencillo que sea tu menú, el diamante negro de la gastronomía resaltará la elaboración con su peculiar sabor y aroma.

Crear aperitivos originales, primeros platos o platos principales dignos de la mejor cocina de autor es sencillo incorporando las valiosas propiedades de la trufa negra a cualquier receta.

Pero su potencial no se limita al protagonismo de la integración con el ingrediente principal. Prueba a mejorar tus platos con una deliciosa salsa con trufa para carne. El aporte de sabor y aroma como ingrediente secundario son, también, palabras mayores.

Salsa con trufa negra

Elaborar una salsa de trufa negra es muy sencillo y, hoy en día, existen multiplicidad de variantes de esta elaboración que acompañarán con mayor o menor fortuna un plato si sabes jugar con sus posibilidades y combinarla perfectamente.

De hecho, la salsa con trufa negra es un acompañamiento ideal para cualquier pasta, ya que su sabor intenso aporta a la sobriedad de la pasta el plus que necesita este alimento para definirse.

Sin embargo, y pese a la excelente combinación de la trufa negra con la pasta, los arroces o los alimentos grasos, la salsa de trufa negra puede cocinarse para ir de la mano con alimentos más consistentes.

Salsa con trufa para carne

Sean cuales sean las variantes, la base de una salsa con trufa para carne es siempre la misma. Es una salsa muy simple en su elaboración que juega a la perfección con la combinación de sabores suaves e intensos, dulces y salados.

La salsa con trufa es la obra maestra de los acompañamientos.

A continuación te damos todos los pasos para elaborar una deliciosa receta a base de salsa con trufa para carne.

Ingredientes

  • 1 vaso de jerez seco
  • 1 vaso de caldo de carne
  • 1 cucharadita de postre de harina de maíz
  • 20 gr de mantequilla
  • 1 ejemplar de trufa negra
  • Sal y pimienta

Elaboración

Truficonsejo: Para que la salsa tenga más consistencia y ligue mejor los sabores, lo ideal es prepararla en la misma sartén donde se haya marcado la carne, de modo que se aprovechan todos los jugos que haya desprendido.

  1. Echamos el vino en la sartén y evaporamos a fuego alto, combinando bien el jugo.
  2. Una vez evaporado el alcohol, añadimos el caldo de carne y esperamos que reduzca.
  3. En un vaso con un poco de agua, diluimos la harina de maíz y la incorporamos a la salsa, removiendo constantemente.
  4. Rallamos la trufa negra sobre la salsa e incorporamos la mantequilla para que ligue bien.

Truficonsejo: Si no dispones de trufa negra fresca y recurres a un ejemplar en conserva puedes incorporar su jugo en este punto para potenciar más el sabor de la Tuber melanosporum.

  • Para que los sabores combinen y crear un plato excepcional, incorporamos la carne a la salsa unos segundos para aportarle calor de nuevo y combinar los sabores del plato.

La versatilidad de la salsa de trufa

Las salsas elaboradas con trufa son ideales para muchas ocasiones, ya que su sabor vivo e intenso lleva la batuta culinaria en cualquier elaboración.

La salsa con trufa para carne tiene más usos: la salsa con trufa puede usarse perfectamente para acompañar un primer plato o, simplemente, para disfrutar de un ligero aperitivo.

Para carnes asadas

Si vas a elaborar una carne asada, o en una parrilla, o para elaboraciones consistentes puedes modificar la receta de la salsa con trufa para carne para marcar la diferencia y dejarte conquistar por el sabor de la trufa.

Su preparación es muy sencilla. Para elaborar una salsa con base de trufa para carnes fuertes basta con añadir las trufas ralladas, salpimentar y poner sobre el fuego unos segundos, para no perder las propiedades de la trufa negra.

El jugo de trufa negra sobre el aceite ya aromatizado crea una base intensa con sabor a tierra que podemos usar en múltiples elaboraciones o simplemente pincelar la carne asada con ella.

La salsa de trufa negra es una elaboración refinada que puedes usar con muchísimos ingredientes. Si tu plato estrella es carne blanca puedes modificar la receta para suavizar la salsa sin restar intensidad de sabor.

Salsa con trufa para carne blanca

A continuación, te proponemos una salsa con trufa para carne blanca que hará las delicias de tu familia y amigos. Toma nota, que esto está para chuparse los dedos.

Ingredientes

  • 250 ml de nata para cocinar
  • 50 ml de vino blanco
  • 50 ml de brandy
  • 20 gr de mantequilla
  • 30 gr de cebolletas
  • 20 gr de trufa negra
  • AOVE
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Picamos las cebolletas y la trufa en brunoise y reservamos. Si usamos trufa negra en conserva reservamos el jugo.
  2. En un cazo a fuego medio, calentamos el AOVE y la mantequilla. Cuando ésta esté derretida, añadiremos las cebolletas picadas y sofreímos.
  3. En cuanto las cebolletas empiezan a adquirir la tonalidad transparente añadimos el brandy y flambeamos. En cuanto el fuego se apague, incorporamos el vino blanco y reducimos el alcohol.
  4. Añadimos la nata y removemos, salpimentando al gusto y dejando espesar un par de minutos a fuego bajo.
  5. Finalmente, añadimos la trufa negra picada y, en caso de la trufa negra en conserva, su jugo. Incorporamos todos los elementos dándole unas vueltas con una espátula.
  6. Una vez obtenida la consistencia cremosa, retiramos la salsa del fuego y dejamos reposar en la salsera espolvoreándole un poco de trufa negra rallada por encima si queremos potenciar un poco más el sabor de esta joya de la tierra.

Truficonsejo: si no tienes mucho tiempo, omite el paso 2. Y si tu tiempo aún es más escaso comienza directamente en el paso 4 para hacer una salsa de nata con trufa.

La salsa con trufa para carne blanca es un verdadero placer de preparación que combina a la perfección con todo tipo de carnes blancas, como pollo, pavo o cerdo. Incluso convertirá la pasta en un plato rico de sabor y aromas.

Su consistencia cremosa y suave dará a tus platos ese toque sublime e inconfundible que lo hará increíble con las propiedades de la trufa negra Tuber melanosporum.

Si te animas a probar la salsa con trufa negra para carnes blancas en un plato de pasta te animamos a incorporar un ingrediente más que hará de tu menú una delicia: añade a la composición, en el punto final, unas láminas de queso parmesano recién rallado y disfruta de la reina de las salsas con trufa negra también para pastas.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba