Recetas con Trufa Rallada. Espolvorea y Triunfa en la Mesa

Es un hecho que la trufa vale su peso en oro… casi literalmente. Pero sin duda bien merece la pena ese gasto añadido en la lista de la compra si es para “jugar” con sus propiedades dando a los platos un punto singular que los convierte en delicatessen.

La trufa negra no defrauda. Y no lo ha hecho nunca. Ha sido amada por sus múltiples particularidades desde tiempos inmemoriales. Prueba de ello son las infinitas recetas con trufa rallada, una aportación sencilla de la trufa con resultados excepcionales.

El potencial organoléptico de la trufa negra, desde el arraigo inicial en las raíces de robles y encinas, la convierten en la joya de oro de la gastronomía.

Estas pequeñas pepitas de oro negro, rugosas y de dudoso aspecto esconden uno de los ingredientes más deseables en cuanto a fragancia y sabor. La trufa negra rallada combina a la perfección con pastas, arroces y huevos.

A continuación te proponemos una serie de recetas con trufa rallada para que tus elaboraciones triunfen en la mesa con el simple gesto de espolvorear oro negro sobre los platos.

Pasta con trufa negra rallada

Uno de los alimentos con los que mejor marida la trufa negra es la pasta. Su complicidad culinaria es incuestionable y la combinación es sencillamente deliciosa. La pasta con trufa negra es un verdadero placer, un plato sencillo y delicioso.

Tagliolini a la trufa negra

Una deliciosa receta, llegada de la bucólica Toscana, con trufa rallada directamente. Disfruta de una combinación maravillosa de pasta, queso y trufas. Ralla y… ¡triunfa!

Ingredientes

Elaboración

PASO 1. En una olla de agua salada hirviendo, incorporar 100 gr de pasta tagliolini por persona. Si se trata de pasta fresca, con un minuto de cocción es suficiente para que la pasta esté “al dente”.

PASO 2. Colar la pasta reservando un poco de agua de cocción.

PASO 3. Derretir la mantequilla en un cazo e incorporar la pasta escurrida junto con un poco de agua de cocción. Si la pasta parece demasiado seca incorporaremos un poco más del agua reservada.

PASO 4. Añadir el queso Parmesano y unas virutas de trufa negra fresca recién laminada. Cocinar todo junto durante un minuto mientras la pasta espesa un poco.

PASO 5. Servir la pasta y rallar trufa negra fresca al gusto por encima. La combinación de sabores es deliciosa.

Arroz con trufa negra rallada

Otro de los acompañantes de excepción de la trufa negra (Tuber melanosporum) es el arroz. El risotto con trufa negra es un primer plato delicioso con el que disfrutar de la increíble combinación de estos dos alimentos y el jugoso aporte del queso.

Risotto con setas y trufa negra

El risotto atesora la frescura de la trufa negra de forma equilibrada. Es la receta perfecta para integrar la trufa negra en un plato de arroz. Sencilla y consistente, basta paciencia en el cocinado para que el risotto de setas y trufa negra sea un acierto.

Ingredientes

Elaboración

PASO 1. En una olla, rehogar la cebolla bien picada hasta que quede semitransparente. Añadir las setas cortadas al gusto y salpimentar.

PASO 2. En otra olla aparte, calentar el caldo de verduras.

PASO 3. Incorporar el arroz a la cebolla y las setas, rehogando y añadiendo el vino a fuego medio-alto para reducirlo.

PASO 4. A fuego lento, echar 3 cucharones de caldo y remover despacio. Una vez que esté casi consumido iremos incorporando cucharón a cucharón el caldo sin dejar de remover para que el arroz se desprenda del almidón sin romperse y el risotto tome su característica consistencia espesa.

PASO 5. Durante aproximadamente 15-20 minutos remover a fuego lento. Incorporar la mantequilla y rallar el queso Parmesano, removiendo para su integración.

PASO 6. Incorporar la ralladura de trufa negra y retirar del fuego. El calor residual potenciará el sabor de la trufa negra sin restarle propiedades. Emplatar y servir decorando con unas finas láminas de trufa negra.

Truficonsejo: Si quieres aportar un mayor aroma a trufa en este plato puedes trufar la mantequilla antes de preparar el risotto.

Huevos con trufa rallada

Una receta sencilla, con un sabor intenso y unos ingredientes inmejorables. Los huevos trufados son un plato muy sencillo de elaborar que puede convertirse en el plato estrella de cualquier menú gracias a su exquisita combinación de sabores.

Revuelto de setas con trufa negra

Son los tres mosqueteros de la gastronomía más básica y a la vez de mayor potencia culinaria. Setas, huevos y trufa negra constituyen el triunvirato perfecto para alcanzar el éxito incontestable en la cocina.

Ingredientes

Elaboración

PASO 1. Cortamos el ajo en láminas y las setas en tiras largas. Salteamos con un poco de AOVE. Salpimentar al gusto.

PASO 2. En un recipiente, mezclamos los huevos (no es necesario batirlos del todo) y añadimos unas láminas pequeñas y finas de trufa negra fresca recién cortada.

PASO 3. Incorporamos los huevos y la trufa a las setas a fuego medio, removiendo para integrar el conjunto sin dejar que se seque demasiado.

PASO 4. Emplatar y decorar con un poco de cebollino bien picado y trufa negra fresca recién rallada por encima.

Se puede añadir un poco de queso Parmesano en lascas y la combinación será memorable.

Patatas con trufa negra

La trufa negra aporta a la patata ese toque extra que la saca de su sencillez y convierte cualquier versión de una receta de patatas en un plato refinado ideal para cualquier ocasión.

Ñoquis con gorgonzola y trufa negra

Cremosos, delicados… los ñoquis son una adaptación de la patata que combina y se adapta perfectamente con sabores más fuertes e intensos, como lo son la versión dulce del queso gorgonzola y las peculiaridades de la trufa negra recién rallada.

Ingredientes

Elaboración

PASO 1. En una olla de tamaño medio, poner a hervir agua. Mientras tanto, cortar el queso gorgonzola en dados.

PASO 2. En un cazo, calentar la leche e incorporar el queso gorgonzola, manteniendo el fuego bajo y removiendo para que se derrita adecuadamente sin quemarse.

PASO 3. Cuando el agua esté hirviendo, agregar sal al gusto e incorporar los ñoquis. Su cocción es muy rápida, por lo que se pueden retirar con un escurridor en cuanto floten en la superficie.

PASO 4. Incorporar los ñoquis a la salsa gorgonzola y rehogarlos con la mezcla unos segundos.

PASO 5. Servir y rallar trufa negra fresca por encima. ¡Sencillo y delicioso!

Pescado con trufa negra

No hay nada mejor para disfrutar del indescriptible sabor de la trufa negra que combinarlo con alimentos de primera calidad y probar combinaciones innovadoras que destaquen su aroma y sabor.

Si te apasiona conocer todo el potencial de la trufa y buscas salir de los maridajes más tradicionales, prueba a jugar con alimentos como el pescado y la versatilidad de la trufa negra (Tuber melanosporum).

Aquí te dejamos una sugerente receta con la que adentrarte en esa deliciosa combinación.

Mero al horno con avellanas y trufa negra rallada

El mero es un pescado elegante, de sabor refinado, ideal para preparar en una ocasión especial y combinarlo con ingredientes de alto potencial, como la trufa negra (Tuber melanosporum).

Para este menú, prueba a acompañar el mero con un puré de patatas y zanahorias. Seguro que “delicioso” es poco.

Ingredientes (para 4 personas)

Elaboración

PASO 1. Picar finamente las avellanas, el ajo y el pan con ayuda de una batidora, de forma que quede una mezcla ligera para empanar.

PASO 2. Condimentar los filetes de mero con aceite y sal, empanándolos con la mezcla anterior.

PASO 3. Precalentar el horno a 180º. Forrar una bandeja de horno con papel pergamino.

PASO 4. Colocar el pescado en la bandeja y hornear durante aproximadamente 15 minutos. El pescado quedará ligeramente dorado.

PASO 5. Retirar el pescado del horno y rallar trufa negra por encima aún en caliente. Servir con la guarnición deseada.

Sencillo, elegante y… ¡con trufa negra!

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba