Pollo asado con piel de trufa

Un producto clásico para un plato excepcional

Existen desde recetas clásicas, como el pollo al chilindrón, al ajillo o en pepitoria, a elaboraciones que han llegado de otros países como la causa limeña, típica de la gastronomía de Perú, el pollo Tikka masala o el pollo al curry tailandés.

Hace un tiempo, os contamos la receta del pollo relleno que tanto éxito tuvo, en este post te traemos una receta más pro. Te explicamos cómo hacer un pollo asado con unas láminas de trufa Tuber melanosporum, o trufa de invierno, en su jugo bajo la piel. El exquisito sabor del pollo con la trufa negra despierta las papilas gustativas.

Recuerda que el pollo debe estar jugoso, poniendo especial atención al tiempo de cocción. Si la pieza es pequeña, reduce los minutos y salséalo cada cierto tiempo con el jugo de su cocción.

Ingredientes

Elaboración

Limpiar el pollo, secar con papel absorbente y separar la piel de la carne con cuidado de no romperla.

Laminar la trufa e introducir por debajo de la piel.

Salpimentar el pollo por dentro y fuera. Colocar en una fuente de horno. Embadurnar con el aceite de oliva con trufa y regar con 100 ml de caldo de pollo.

Cubrir la fuente con papel de aluminio e introducir en el horno, precalentado a 200ºC. Asar durante 60 minutos, retirar el papel de aluminio y asar durante 40 minutos más.

Verter el caldo que el pollo haya soltado durante el asado en un cacito y reducir, cociendo a fuego lento, hasta obtener una salsa espesa.

Preparar las verduras elegidas como guarnición.

Pelar las zanahorias y cortar en diagonal. Cocerlas en el caldo de pollo aromatizado con el jugo de trufa durante 3-4 minutos o hasta que estén al dente.

Lavar los espárragos, retirar las partes duras de la base y marcar en una plancha con un poco de aceite de oliva con trufa.

Preparar un puré de patata cociendo las patatas, peladas y troceadas, en el caldo de haber cocido las zanahorias. Retirar, salpimentar y machacar con un tenedor, añadiendo caldo al gusto hasta dar con la consistencia deseada.

Servir el pollo con las verduras y la salsa bien caliente.

Trucos

Esta receta se puede preparar, además de con trufa negra en su jugo, con trufa de verano en su jugo. Si la trufa negra fresca está de temporada, sustituye una por otra.

Para que el pollo quede más jugoso, introducir un limón y un par de cucharadas de yogur natural en su interior. También se puede aromatizar añadiendo ramas de romero o tomillo.

En lugar de pollo, se pueden usar picantones. En este caso, el tiempo de horno se debe ajustar al tamaño del ave.

Hay verduras que se pueden asar en el horno junto con el pollo y que sirven de guarnición, como la chirivía, la calabaza, la patata o el boniato.

Rate this post

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba