Patatas trufadas, recetas para un plato sencillo y exquisito

Hoy os traemos unas receta sencillas, muy fáciles de elaborar y, sobre todo, muy originales. Ingredientes básicos para una cocina tradicional con la innovación del maridaje de la trufa y el excelente resultado de las patatas trufadas.

La patata es uno de los ingredientes más habituales en la cocina. Aportar el inconfundible sabor y aroma de la trufa a este alimento tan básico es un modo sencillo de elaborar un plato gourmet.

A continuación, os explicamos varias recetas exquisitas para sorprender a vuestros comensales:

Patatas trufadas

No hay nada más sencillo que trufar patatas. Asadas, cocidas o fritas, para gustos, colores. Sea como sea que te gusten, hay una receta para elaborarlas. Para esta elaboración, la receta más conocida de patatas trufadas es la que os ofrecemos a continuación:

Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 gr de patatas de tamaño grande
  • 30 ml de AOVE
  • 10 gr de trufa negra
  • Sal y pimienta

Elaboración

Paso 1. Pelar las patatas y cortarlas en cuatro rodajas longitudinalmente (a lo largo). No mezcles las rodajas de las patatas, ya que luego será necesario “reconstruirla”.

Paso 2. Con la ayuda de una mandolina para trufas, laminaremos la trufa negra, colocando las lascas sobre las patatas.

Truficonsejo: sabemos que te apasiona la Tuber melanosporum, así que no está mal ser generoso con la cantidad de trufa, podrás poner 2 o 3 láminas sobre cada patata o más si te apetece para aportar el sabor y el aroma ideal para este plato.

Paso 3. Salpimentar al gusto y rociar ligeramente con AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Paso 4. Colocar las rodajas de patata unas frente a otras, de igual modo que parezca que la patata sigue estando entera. Envolver cada patata de forma individual en film transparente de cocina apto para cocinado.

Truficonsejo: si dispones de una envasadora, envasa cada patata individualmente al vacío. Tu plato de patatas trufadas alcanzará el nivel TOP gastronómico.

Si no dispones de film apto para el cocinado o envasadora puedes usar una malla de tela de cocinado (la que se usa en los rellenos de carne). Su uso es muy sencillo: anudas un extremo, envuelves la patata como si usaras un calcetín y atas el otro extremo de forma que la patata quede bien prensada por la malla.

Al “sellar” de nuevo la patata con las láminas de trufa en el interior obtendremos una transmisión de sabor y aroma del hongo (Tuber melanosporum) al tubérculo (patata)

¿SABÍAS QUE…?

Pese a que, como su nombre indica (Tuber melanosporum), la trufa negra pertenece al género “tuber”, no se trata de un tubérculo. Al contrario de lo que mucha gente cree, la trufa es un hongo, pese a crecer de forma subterránea al igual que la patata, que sí es un tubérculo.

Paso 5. Cocer las patatas durante 45 minutos aproximadamente a baja temperatura, de manera que la trufa se cocine sin perder su aroma. No es conveniente superar los 75º durante el cocinado para no perder las propiedades organolépticas de la trufa negra Tuber melanosporum.

Paso 6. Una vez cocinadas, es conveniente dejar reposar las patatas antes de sacarlas del envoltorio y servirlas.

Truficonsejo: acompaña este delicioso plato de patatas trufadas con una salsa o crema de setas o queso. ¡Dejarás a todos sorprendidos!

Otras recetas de patatas trufadas

Las patatas trufadas, o patatas con trufa, son un manjar en cualquier mesa. Su elaboración tradicional ha derivado en múltiples variantes para todos los gustos combinando estos dos manjares de la tierra.

El sabor tradicional de la patata acompaña a la perfección y se deja envolver por el potencial aromático de la trufa negra, dando lugar a un plato a la altura de los comensales más exquisitos.

De preparación rápida y sencilla en cualquiera de sus versiones, la receta de patatas trufadas sorprenderá a tus familiares e invitados. A continuación, te proponemos dos versiones diferentes de las tradicionales patatas trufadas.

Patatas trufadas al horno

Una elaboración sencilla pero maravillosa que realzará el aroma de la trufa sobre el protagonismo tranquilo y suave de la patata.

Ingredientes:

Elaboración:

Paso 1. Pelar las patatas y realizarle unos cortes de forma longitudinal sin llegar al borde (es decir, como si fuera un libro).

Paso 2. Colocar las patatas sobre papel pergamino vegetal (papel de horno) y hornear durante unos 30 minutos a 200º

Paso 3. Con una mandolina para trufas, laminar el ejemplar de Tuber melanosporum al gusto introduciendo las láminas en las incisiones de la patata aún caliente.

Paso 4. Introducir de nuevo en el horno las patatas, rellenas con las láminas de trufa negra, y gratinar durante 5 minutos.

Paso 5. Servir con un chorrito ligero de AOVE y sal gruesa o en escamas espolvoreada por encima.

Patatas fritas trufadas

La tierra adquiere un sabor exquisito con la combinación de la trufa negra Tuber melanosporum y la patata. Para los amantes de las patatas fritas, este aperitivo y acompañamiento puede resultar sorprendente y delicioso.

Ingredientes (para 4 personas)

Elaboración

Paso 1. Pelar las patatas y cortar en bastoncitos de medio centímetro aproximadamente. Lavar bien y dejar en agua unos minutos para que suelten la fécula y queden más crujientes.

¿SABÍAS QUE…?

Si fríes las patatas en aceite a baja temperatura durante unos cinco minutos (tienen que mantenerse blanquecinas) y las reservas en la nevera con sal gruesa, al día siguiente al freírlas con aceite muy caliente quedarán jugosas por dentro y crujientes por fuera.

Paso 2. Cuando las patatas estén casi a punto, retirar y poner sobre un papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Paso 3. Espolvorear trufa negra rallada sobre las patatas en caliente y hornear unos minutos con el horno precalentado a 70º

Paso 4. Servir como guarnición o como aperitivo principal, para lo que es idóneo acompañarlas de un queso parmesano fundido decorado con unos trocitos de cebollino.

Patatas de Capricho

Ingredientes (4 comensales)

Elaboración:

Cocer las patatas quitar la piel y mezclar con la crema o paté vegetal Capricho de Trufa.

Emplatado:

Se pueden picar junto a el Capricho y servir picado (tipo puré) o se pueden cortar en rodajas de 3 o 4 cm y encima poner el paté vegetal.

Sea cual sea la forma en que más te gusten las patatas, lo que está claro es que su combinación con la intensidad de sabor y aroma de la trufa no te dejará indiferente. Disfruta de un excelente plato de patatas trufadas con estas sencillas y rápidas recetas.

Rate this post

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba