Fondue de trufa negra y espaguetis

Una original receta con tintes suizos

La fondue es una de las comidas populares de Suiza y toma su nombre del recipiente de hierro fundido o barro donde se cocina. En la parte inferior incorpora una llama que permite calentar los diferentes ingredientes que la compongan.

Hay muchos tipos, desde la típica de queso hasta la fondue de aceite, que consiste en sumergir trozos de carne en aceite caliente para su cocinado. También dulces, como la de chocolate.

La fondue de queso se elabora derritiendo una mezcla de quesos (comté, emmental, gruyère…) que se aromatizan con un chorreón de vino blanco. Se acompaña de trozos de vegetales, salchichas, ñoquis y no puede faltar un buen trozo de pan.

La de carne se puede preparar con ternera, pollo, pavo o cerdo. Además de vegetales, debe de llevar diferentes salsas. Son muchas las personas que suelen pedir una fondue de queso y otra de carne.

Siguiendo la tradición gastronómica suiza, preparamos una fondue trufada con el jugo de trufa negra Tuber melanosporum para realzar todos los sabores de la pasta. ¡Buen provecho!

Ingredientes para dos personas

Para la mantequilla de champiñones

  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 65 g de champiñones

Para la fondue de trufa negra

Sobre la fondue, los espaguetis

Elaboración

Para trufar los huevos: seguir las instrucciones de los huevos trufados de Manjares de la Tierra, pero si los quieres trufar tú mismo has de introducir en un recipiente hermético junto con la trufa y dejar en la nevera de 3 a 4 días. Cada día secar a conciencia los huevos, la trufa y el recipiente.

Retirar los pies de los champiñones y colocar los sombreros hacia arriba en una fuente de horno. Rellenar cada sombrero con una cantidad generosa de mantequilla y asar, en el horno precalentado a 170 ºC con calor arriba y abajo, durante 15 minutos.

Recuperar y reservar la mantequilla que se ha derretido, guardando los champiñones para otra elaboración.

Calentar la mantequilla de champiñones en una sartén. Laminar finamente la trufa, añadir y pochar durante un minuto.

Añadir el jugo de trufa y pochar un minuto más.

Cocer los espaguetis al dente siguiendo las instrucciones del fabricante.

Mientras tanto, separar las claras de las yemas y guardar las primeras para otra elaboración. Solo usamos las yemas, que metemos en un recipiente hondo.

Cuando los espaguetis estén listos, incorporar al recipiente con las yemas y remover bien para impregnar todos.

Cubrir la base de dos platos con la fondue de trufa negra, dividir los espaguetis entre ambos y espolvorear con la levadura de cerveza.

Servir inmediatamente.

Trucos

Para un toque de trufa aún más potente, regar los espaguetis una vez servidos con un chorrito de aceite de trufa y decorar con más láminas de trufa fresca.

Este plato se puede preparar con otros tipos de pasta larga: tallarines, pappardelle, tagliatelle, etc.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba