Coliflor asada y trufa negra

Una verdura desconocida en la cocina a pesar de su versatilidad

Es una de las verduras que menos utilizamos en la cocina, a pesar de que la coliflor es muy versátil y ofrece muchas posibilidades más allá de comerla hervida o cocida al vapor. Es exquisita en una crema, aquí puedes ver una receta paso a paso; como ingrediente en una menestra junto con zanahorias, cebollas y guisantes; como base de una pizza; cortándola muy pequeña a modo de cous cous; incluso hamburguesas; asada al horno; o a la barbacoa.

Es muy fácil de preparar, aunque debes tener en cuenta su cocción. Al igual que todos los vegetales no debes hervirla mucho tiempo ya que quedará blanda y perderá todo su sabor.

Aunque su receta más popular puede ser la coliflor gratinada con bechamel y queso, hoy queremos darle una vuelta. Calienta el horno a 180 grados y asa una pieza grande de esta verdura.

El toque de frutos secos, aceite de trufa y la trufa negra rallada por encima llevarán a esta humilde verdura a quererla preparar cada vez que la encuentres en el mercado local.

Ingredientes

Elaboración

Retira las hojas exteriores de la coliflor y lávala con abundante agua fría.

Dispón la coliflor en una bandeja de hornea, añade un toque de sal y pimienta y un buen chorreón de aceite de oliva trufado.

Precalienta el horno a 180 grados y hornea durante 50 minutos. Mientras, pela y trocea las almendras.

En una sartén, tuesta las almendras y el sésamo blanco con un chorreón de aceite de oliva. Añade una pizca de sal.

Sirve la coliflor cortada en 4, añade abundante trufa negra, chorreón de aceite y frutos secos tostados ligeramente.

Trucos

Puedes preparar esta misma receta con brócoli, con algo menos de cocción; batatas o calabacines.

Añade los frutos secos que más te gusten. Desde pipas de girasol hasta avellanas o nueces de macadamia. El toque de sartén reforzará sus sabores.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba