Raviolis con trufa negra

Una exquisita receta de intenso sabor y aires italianos

La pasta es uno de los platos más populares, principalmente en Italia, el país que más consume esta receta elaborada con harina, agua, huevo y sal. Cada italiano ingiere más de 26 kilogramos de pasta al año, duplicando al segundo de la lista, Venezuela.

En lo que se refiere a pastas largas, podemos encontrar spaguettis, tagliatelle, fettuccine o linguine. Si hablamos de pastas cortas, hay que citar gnocchis, farfalle, penne, rigatoni o macarrones, entre otras. Sin olvidarnos de las pastas rellenas: canelones, cappelletti, tortelloni, lasagna o los famosos raviolis.

Y para hacer honor a la pasta, que goza de día mundial el 25 de octubre, preparamos unos raviolis rellenos de Capricho de Trufa, una mezcla exquisita de cebolla caramelizada, setas silvestres y trufa fresca (Tuber melanosporum), también conocida como trufa negra de invierno o trufa negra de Teruel.

Ingredientes para dos personas

Elaboración

Para la salsa

Calentar la nata y el resto del Capricho de trufa en un cacito sin dejar que hierva. Tapar y dejar enfriar para que la nata infusione lentamente. Salpimentar al gusto.

Para el relleno

Rallar finamente el queso de cabra, mezclar con el queso crema, una cucharada del caldo de verduras y 1/2 cucharadita de capricho de trufa y salpimentar al gusto. Reservar.

Para la pasta fresca

Tamizar la harina sobre la superficie de trabajo y hacer un hueco en el centro (a modo de volcán).

Batir los huevos y el aceite de trufa en un bol y verter en el hueco. Remover con una espátula al tiempo que incorporamos la harina hasta obtener una masa homogénea.

Amasar 2 minutos, formar una bola y dejar reposar 10 minutos, engrasando la masa ligeramente con aceite de trufa para que no se forme costra.

Montaje de los raviolis

  1. Estirar la masa finamente, ya sea con un rodillo o con una máquina para pasta, espolvoreando con un poco de sémola de trigo duro para que no se pegue a la superficie de trabajo.
  2. Cortar en tiras largas de unos 6 cm de ancho.
  3. Colocar pequeñas cantidades del relleno a lo largo de uno de los laterales de las tiras de pasta, dejando un poco de separación.
  4. Doblar la pasta sobre la mitad con el relleno y presionar los espacios vacíos.
  5. Cortar con un cortapastas dentado para formar los raviolis y dejar secar 1 hora antes de cocer.

Terminación

  1. Hervir los raviolis en una cacerola con abundante agua salada y el resto del caldo de verduras durante 4 minutos aproximadamente.
  2. Escurrir y pasar a una sartén con la salsa de nata y trufa y dar un hervor rápido de 1 minuto.
  3. Servir inmediatamente espolvoreados con cebollino picado.

Trucos

El relleno de los raviolis se puede variar al gusto usando otros quesos, preferiblemente suaves, añadiendo frutos secos picados o alguna hierba. Para potenciar el sabor a trufa, puedes usar queso trufado.

En caso de no querer hacerlos desde cero, los raviolis se pueden comprar frescos. Los hay de buenas marcas y calidades.

El caldo aporta un toque extra de sabor a la pasta. También se puede usar caldo de pollo o carne.

¡Que aproveche!

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba