Ensalada de bogavante, trufa de verano y cítricos

Una refrescante receta gourmet

Llegan las altas temperaturas y llegan también las propuestas más frescas. El recetario habitual de nuestro día a día cambia, pasando de elaboraciones contundentes, como el puchero de garbanzos, el estofado de ternera o el magro con tomate, a preparaciones más frescas y que van más allá de la ensalada mixta.

Al hablar de ensalada, todos pensamos en lechuga, tomate y cebolla. Algunos quizá añaden algo de atún, pero la clave para una rica ensalada pasa por unos ingredientes de buena calidad y de temporada, cuando están en su mejor momento y a mejor precio. Además, hay que tener en cuenta algo importantísimo, su condimento o las comúnmente llamadas vinagretas.

Las vinagretas son claves para darle un toque diferente a tus ensaladas. Si añades un toque de mostaza, kimchee (salsa a base de col china fermentada), sriracha (salsa picante originaria de Tailandia a base de chiles rojos) o salsa de soja, cambiará por completo el sabor de tu almuerzo.

Nosotros no nos resistimos a una fresca ensalada con bogavante, aderezada con una vinagreta de trufa. La proporción perfecta para una vinagreta son tres partes de aceite, una parte de vinagre, sal y pimienta. A partir de aquí, puedes ir jugando con diferentes salsas y especias.

Trufa de verano, bogavante y hojas verdes. ¿Hay mejor combinación?

Ingredientes

Elaboración

Preparar una vinagreta batiendo dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, una cucharada de aceite de trufa, una cucharada de vinagre de trufa, sal y pimienta negra al gusto. Reservar.

Cortar el pan en dados, calentar un poco de aceite de oliva virgen extra y una cucharadita de aceite de trufa en una sartén y saltear hasta dorar. Retirar y dejar enfriar.

Calentar abundante agua en una cacerola grande, añadir un puñado de sal y una hoja de laurel. Cuando arranque el hervor, introducir el bogavante y tapar. Contar 15 minutos desde que empiece a hervir de nuevo el agua antes de retirar y refrescar en un recipiente con agua helada.

Limpiar el bogavante y cortar el cuerpo en discos.

Cortar el aguacate por la mitad, retirar el hueso, pelar y laminar.

Cortar un lateral del mango, cortar la carne en dados y retirar de la piel.

Pelar la naranja y cortar en gajos.

Montar la ensalada cubriendo la base de un plato con hojas verdes. Repartir el bogavante, el aguacate, el mango, la naranja y los croutons por la superficie. Regar con la vinagreta y terminar con finas láminas de trufa de verano.

Servir inmediatamente.

Trucos

El bogavante se puede sustituir por langosta y se puede comprar cocido si nos queremos ahorrar el cocinado.

La combinación dulce-ácida del mango y los cítricos funciona muy bien. Se puede conseguir con otras frutas: pomelo, lima, fresas, grosellas, etc.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba