Carpaccio de lubina y trufa negra

Un sencillo espectáculo culinario

Es un entrante ideal para cualquier celebración. El carpaccio de ternera, consistente en finas láminas de carne, dio paso al de pescado, siguiendo la misma elaboración y solo cambiando su aderezo.

Si hablamos de carpaccio de pescados, podemos encontrarlos de salmón, lubina, corvina, dorada o de vieiras, aquí puedes ver la receta paso a paso.

Cualquier fruto del mar puede prepararse siguiendo varios consejos. Primero, que el pescado esté fresco, es decir, en su mejor momento para que la carne esté tersa. Segundo, un buen cuchillo para laminar la carne lo más fina posible y disponerla sobre un plato. Tercero, el aliño, que deberá ser sutil para que resalte el producto principal.

No hacen falta muchos ingredientes para un buen aliño. En este caso, para un carpaccio de lubina necesitamos un buen aceite de oliva virgen extra y unas escamas de sal marina.

El broche final lo pone la trufa negra laminada y unos chips de panceta ibérica. No dejes pasar la temporada de trufas y deleita el paladar de los comensales más exigentes.

Ingredientes para 1 persona

Elaboración

  1. Freír las láminas de panceta en una sartén con aceite caliente hasta que estén doradas, volteando para que se hagan bien por todos lados.
  2. Escurrir sobre un plato con papel absorbente y reservar hasta el momento de servir.
  3. Limpiar los lomos de lubina de posibles espinas y congelar durante una hora para que tomen cuerpo.
  4. Retirar del congelador y laminar finamente con un cuchillo muy afilado, en el sentido opuesto a las lascas del pescado. La piel ayudará a sujetar los lomos en el proceso.
  5. Laminar la trufa negra con la mandolina.
  6. Colocar las láminas de lubina y las de trufa negra sobre una fuente de servir.
  7. Mezclar el aceite de oliva virgen extra y el de trufa negra y regar con ellos el conjunto.
  8. Espolvorear con escamas de sal y un poco de pimienta negra.
  9. Decorar con los chips de panceta y servir inmediatamente.

Trucos

La pimienta negra es más aromática si se muele en el momento.

Las láminas de trufa se pueden cambiar por trufa rallada. Al gusto.

En caso de no servir el carpaccio inmediatamente, cubrir con papel film una vez emplatado y terminar de preparar cuando se vaya a consumir.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba